Ser la primera mamá del grupo de amigas

Tarde o temprano, tu grupo de amigas se vuelve en el grupo de las primeras veces: la primera en tener novio, la primera en comprometerse, la primera en casarsey ¡BOOM!… tú eres la primera en ser mamá.

De un momento a otro te ves ahogándote en un mar de responsabilidades mientras que tus amigas se turnan para lanzarte los salvavidas. Coges uno, luchas contra la marea, funciona, ¡el salvavidas funciona!, ves la orilla, ves a tus amigas y de pronto una ola te vuelve a arrastrar hacia el mar.. Ahora eres la más responsable del grupo, pero si crees que el nuevo (e increíble) puesto solo tiene ventajas TE EQUIVOCAS, también tiene varios inconvenientes que ahora vamos a enumerar (te aseguro que en más de un punto te sentirás identificada.

INCONVENIENTES:
1) Incomprensión.

Puedes contarle a todo el mundo la avalancha de cambios que se te viene encima: dar leche cada dos horas, largas desveladas, duchas de cinco minutos y ni qué decir de los famosos cambios de pañales. Pero como ellos no lo sienten en carne propia y ni se imaginan como es el proceso de adaptación, quizás hasta les parezca exagerado (drama queen) todo lo que estás diciendo.

2) Incompatibilidades.

Es más fácil conquistar el mundo (cual pinky y cerebro) que pactar una reunión con una amiga que no sea mamá. Sus horarios y gustos son muy diferentes. Para el encuentro debes de tener en cuenta si vas a llevar a tu hijo o no. Si lo llevas debes pensar a qué lugar ir, que el lugar tenga menú para niños, juegos para que se entretenga y sobre todo que sea una hora apropiada, por ejemplo, si llevo a Tiara al almuerzo jamás podría ser a las 2:30 ya que ella come a la 1.

3) La maternidad tiene su propio diccionario.

A más de una de tus amigas le parecerá que estás hablando en chino cuando empieces a comentar la última visita al pediatra, por ejemplo.

4) Monotemática.

Cuando eres madre, tu mundo comienza a girar en torno a tu hijo y tus intereses también. Tu Facebook está lleno de fotos de él, tu foto de Whastapp ya no es la tuya y si su personaje favorito dará un show en tu ciudad, lo tienes más que marcado en el calendario. Por lo tanto, tu único tema de conversación será tu hijo. Al principio nos escucharán con gran interés y ternura pero, seamos sinceras, hablar más de dos horas del mismo tema es aburrido y más para alguien que no es mamá.

5) Conversaciones interrumpidas.

Están descartadas las largas conversaciones en las que tu amiga te cuenta sus debates existenciales por la última juerga en la que se chapó a un chico que recién conocía y que no sabe si agregar o no a Facebook. Estarás más atenta a si tu hijo está aburrido, en dar una vuelta o en calmar su llanto. Y ni qué decir de las llamadas por teléfono porque te apuesto que en el momento en que el que tu amiga te va a decir las razones por las que quiere volver con su ex, tú tendrás que interrumpirla con un ¨te llamo después porque.. (tu hijo tiene hambre, quiere ir al baño, quiere jugar, hay que cambiarle el pañal, etc.)¨.

nueva mamá mamá joven embarazo
Foto: Alexandra Behr Photography

VENTAJAS:

1) Tú tomas tus propias decisiones.

Al ser la primera mamá del grupo, tú eres la única experta en el tema. Así que nadie cuestionará tus métodos ni formas de actuar. Ahora tú eres el gurú de la maternidad.

2) Siempre tendrás un brazo amigo.

Todas tus amigas estarán chochas con el nuevo sobrino, e inclusive, se pelearán por ser la madrina, entonces tendrán que hacer méritos. No faltarán brazos para cargarlo ni darle de comer. Muchas se apuntarán a los primeros paseos al parque y a las citas del pediatra si tu pareja no puede ir.

3) La gran excusa.

Nadie se molestará ni cuestionará porque no fuiste a un cumpleaños. Tus amigos entenderán que estas viviendo una nueva etapa en tu vida y que también necesitas tu propio espacio.

4) La primera mamá, la primera en todo.

Sin la sombra de estar copiando a nadie y con la ventaja de escoger primero: la ropa, la marca del coche, el nombre, la fiesta de primer año, el bautizo. Tú eres la pionera en todo.

5) Serás la primera en enterarte si hay más sobrinos en camino.

Si alguna de tus amigas sospecha estar en la dulce espera, ten por seguro que serás una de las primeras en enterarte. Porque empezará a hacerte preguntas súper raras sobre tus primeras semanas de embarazo y el parto… ¡Y tú sabes mejor que nadie que ésa es la señal!
Si al igual que a mí, te tocó ser la primera mamá del grupo, despreocúpate. No te sientas mal si en algún momento te alejas de tus amigas por los horarios, gustos o intereses (como mencioné arriba). Esta nueva etapa no durará para siempre, tarde o temprano ellas se unirán al club y volverán a compartir experiencias.

Escrito por

Bienvenidos a Once upon a mom (OUAM), un diario personal en dónde mi hija Tiara y yo compartimos nuestro gusto por la moda y nuestro estilo de vida.

Un comentario sobre “Ser la primera mamá del grupo de amigas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s